Desde las Gadeiras

Blog personal de Juan Antonio Delgado Ramos

El guardia civil de Podemos: “Cuando lo deje, volveré al coche patrulla”

ELPAIS.COM

Delgado deja 18 años de lucha por los derechos de los guardias civiles en la AUGC

Se presenta como número dos en las listas por Cádiz

1448617704_178022_1448618055_noticia_normalVer a un guardia civil en una candidatura de Podemos es ahora sorpresa menor después del fichaje de un general del ejército. Sin embargo, la trayectoria de Juan Antonio Delgado Ramos (San Fernando, 44 años), que será el número 2 por Cádiz, es coherente: ha luchado durante 18 años por los derechos de sus compañeros en la AUGC, una asociación que en el fondo es un sindicato. Por esa causa, Delgado ha sorteado decenas de expedientes disciplinarios, así que no ha logrado salir del coche patrulla y disfrutar de un ascenso. No le importa, cuando deje la política, volverá.

Pregunta. ¿En qué estaba pensando para hacerse guardia civil?

Respuesta. El mío es un caso de vocación espontánea. No tengo antecedentes cercanos. Soy hijo de albañil. Tampoco he vivido en pueblos pequeños, donde la Guardia Civil es más visible, pero en cambio siempre tuve claro que quería serlo. Me atraía su parte más comprometida y solidaria.

No me gustan las cacicadas, el militarismo trasnochado, los abusos de poder, la injusticia”

P. Se daría cuenta de que no es como se la imaginaba.

R. La Guardia Civil tiene dos caras, pero la mayoría de los ciudadanos solo conocen una, la que representa la eficacia, el sacrificio, la disciplina… Y luego está la otra cara, la que todos los gobiernos han tratado de ocultar. En comparación con el resto de cuerpos de policía, es la peor pagada, la que peor jornada laboral tiene, la que tiene más derechos cercenados, como el de sindicación o el de manifestación, la que está sometida al código penal militar… Le pongo un ejemplo. Hace un año, su periódico denunciaba que un teniente coronel (el hijo de Tejero) celebró dentro de un cuartel el aniversario de 23-F. Como premio, al poco fue ascendido a coronel, y seguro que acabará de general. En cambio, pedir derechos te puede suponer la expulsión y un rosario de expedientes…

P. Y decidió complicarse la vida en una asociación que en el fondo es un sindicato…

R. Lo de que somos un sindicato queda muy bien, pero la realidad es otra muy dura. Desde el año 2004 hasta hoy se han abierto más de 300 expedientes a dirigentes de las asociaciones de guardias civiles, con expulsiones incluidas (dos compañeros de tráfico fueron expulsados por denunciar en Interviú la presión que recibían para que se denunciase más). No hay sindicato en Europa que sea capaz de aguantar esta dura represión. He estado implicado 18 años en AUGC.

Con los ministros del Interior no hemos tenido suerte. El peor ha sido Rubalcaba”

P. A pesar de ello, no ha abandonado la guardia civil.

R. Me gusta mi trabajo. No me gustan las cacicadas, el militarismo trasnochado, los abusos de poder, la injusticia, ni me fio mucho de esos que tanto hablan de honor con el pecho lleno de medallas y que nunca se han dado una vuelta en un coche patrulla. Y por eso lucho, por cambiar todo eso. Los que somos más críticos con la Guardia Civil en el fondo somos los que más la queremos.

P. Curiosamente, la AUGC ha sido considerada largo tiempo como una asociación que simpatizaba con los socialistas. Sin embargo, les ha ido peor con los socialistas que con el PP.

R. Le puedo asegurar que AUGC es una organización independiente que no está sujeta a ninguna sigla política, ni PSOE, ni PP ni Podemos, y en mi opinión así debe seguir. Dicho esto, lo que me plantea tiene una sencilla explicación, el PP ya ha dicho que no quiere cambios en la Guardia Civil, de ningún tipo, y de hecho lo hemos visto en esta legislatura, en la que hemos retrocedido veinte años en derechos y otros tantos en condiciones sociolaborales. En cambio, el PSOE promete cosas y nunca las cumple, lo cual, de algún modo, es aún peor. Felipe González llevaba en su primer programa electoral la desmilitarización. No sólo no lo cumplió, sino que reprimió duramente a los sindicalistas en la Guardia Civil, hasta su expulsión del cuerpo.

Unificar policía y guardia civil conllevaría cosas muy positivas. La mayoría está de acuerdo

P. ¿Su peor ministro del Interior?

R. Con los ministros del Interior no hemos tenido mucha suerte. Rajoy, Acebes, Barrionuevo… El peor, sin duda, Rubalcaba, porque el actual ni tan siquiera llega a esa calificación.

P. ¿Y el peor director?

R. El que puso Rubalcaba, Francisco Velázquez, eso sin contar al también socialista Luis Roldán, que no fue ni bueno ni malo, sino un delincuente. El mejor fue Santiago López Valdivielso, que a pesar de ser del PP permitió tímidos avances del asociacionismo. Eso le valió su enemistad con algunos generales.

P. ¿Cómo se produce el acercamiento entre usted y Pablo Iglesias?

R. Un día me llamó mi amigo José María Benito, que entonces era portavoz del Sindicato Unificado de Policía, para que participara en el programa Fort Apache, de Pablo Iglesias. Ahí fue donde le conocí, y al finalizar el programa fuimos a tomar unas cañas. Allí nació una buena relación entre ambos.

P. ¿Es consciente de que su candidatura de número 2 por Cádiz es un auténtico dedazo de Pablo Iglesias?

R. Pablo me ofreció ir en su lista a unas primarias. En esas primarias, pudieron votar todas las personas que estuvieran inscritas en el partido. Yo quedé el 19 de 65 personas que presentaba la lista de Pablo Iglesias. Dedazo y Podemos no son compatibles. Se ha equivocado.

P. ¿Tiene el visto bueno de Podemos-Andalucía?

R. Veo en Podemos mucha democracia interna, entiendo que algunos no lo entiendan, porque en este país, hasta hace dos días las listas se repartían entre amigotes en los despachos.

P. ¿Le han puesto trabas en la Guardia Civil para ser candidato?

R. El mismo día que se conoció la noticia, la Guardia Civil hizo algo que jamás había hecho: anunciar por twitter que me habían abierto una información reservada para depurar responsabilidades disciplinarias. El tiempo me ha dado la razón: he actuado de forma correcta, respetando todos los plazos.

P. ¿Qué hace un guardia civil en una candidatura tachada de antisistema?

R. En España hay alcaldes que cobran más que el presidente. Cualquier persona de Podemos, al ocupar algún cargo público lo primero que hace es donar parte de su sueldo y prescindir de ciertos privilegios. Esa es la carta de presentación de la gente de Podemos. Gente decente y honrada que no viene a la política para forrarse y servirse de ella, y esto pasa en un país donde los políticos corruptos se cuentan por cientos. Con esas cosas no se solucionan los graves problemas de este país, pero sí sirven para dignificar la política. Sinceramente, me enorgullece estar con gente así.

P. Si le tocara ser ministro del Interior, ¿unificaría Guardia Civil y Policía Nacional?

R. España es uno de los países del mundo con el mayor número de policías: 5,1 por cada 1.000 habitantes. La media europea es de 3,2, por debajo de la media está Alemania, Reino Unido, Francia y los países más avanzados, incluso Estados Unidos, Canadá, Japón. En cambio estamos en el número seis a nivel mundial en la comisión de hurtos. La unificación conllevaría cosas muy positivas, como tres mil millones de ahorro, una coordinación real y efectiva y una importante optimización de recursos. La mayoría de los guardias civiles y policías con los que hablo eligen esta opción. Yo también.

P. Se presenta por Cádiz, la provincia con más paro

R. Algunos pueblos de esta provincia tienen una tasa de paro más alta que la Franja de Gaza. A día de hoy en la provincia hay 18.200 parados más que al inicio de la legislatura de Rajoy. Y a esto hay que sumar que algunos de los planes de empleo en esta provincia han acabado en casos de corrupción. Cádiz es la provincia con más horas del sol. Ello unido a los fuertes viento del Estrecho la deberían convertir en un lugar puntero para las energías renovables.

P. ¿Ha tenido que desalojar a deshauciados?

R. Afortunadamente, no. Esa es la parte ingrata de este trabajo

P. ¿Ha tenido que cumplir órdenes injustas?

R. He intentado ser justo. Es posible que alguna vez me haya equivocado, pero no me gusta hacer daño a nadie.

P. ¿Volverá a la Guardia civil después de esto?

R. Llevo 23 años en mi coche patrulla, no me da miedo el trabajo. Luego volveré, claro.

P. ¿Va por libre o tiene que someterse a disciplina de partido?

R. No pertenezco a Podemos. Pero acepto las mismas normas que rigen a los compañeros de Podemos. Ese es un compromiso lógico que acepto al ir en sus listas.

Updated: Diciembre 5, 2015 — 12:36 pm
Un ratito a pie y otro andando © 2016 Frontier Theme